diciembre 18, 2012

spanking y ageplay SPANKO SICOLOGIA DEL JUEGO

Queridos companieros! Manifiesto mi deseo como spanko: entiendo que en la vida hay que cojer. Entiendo la importancia de los placeres directos. Pero la relacion spanker spankee digamos que no se fuerza. Lo que sencillamente extranio es eso: no quiero que me peguen, ni salirme con la mia. No quiero manipular aunque me salga naturalmente. Solo quiero ser yo durante un tiempo, dandole la herramienta a mi pareja de dejarme en el rincon con el culo como un tomate si me paso de vivo. La ropa vuelve mas divertida las cosas. Pero es asi, una spankee se comporta naturalmente de esa forma. Le brota! Si yo digo, " si soy muy rompe bolas mandame al rincon". No es por que me resulta una practica exotica mirar dos paredes. Es por que SE lo rompe bolas que puedo llegar a ser y te doy los frenos! Es disciplina, solo eso. Ahi es cuando me han dicho: Entonces es dejarse provocar por la spankee hasta que ella decida cuando hay que castigarla? Pero no caramba! Preguntenle a rosaleen young si ella "dominaba" a su mama. Una mala respuesta y terminaba con el culo como un tomate. Es solo saber las reglas del juego y aplicarlas! Ser estrictos! Los profesores yankis, no se dejaban dominar. Daban castigos por todo. "Ah, entonces es hacer lo que la spankee quiere: que la nalgueen." Primero en principal... gente, somos sado. No jodan. El spanker se supone quiere nalguear a la spankee. En vez de inventar una razon estupida para quedarse con la sensacion de "ha!! Le pego cuando yo quiero" pongan reglas! Sean insistentes con la disciplina. Esperen un poco, dejen que la chica en cuestion se muestre como es y tarde o temprano se va a portar mal. Eso se da naturalmente y ni la spankee lo controla.

http://spankingageplay.blogspot.com/2012/12/se-solicitan-spankos.html




me encantó tu artículo, de hecho te pirateo pa mi blog (con link tambien) una parte completa donde defines el tira y afloja spankee v/s spanker donde no es que una manipule buscando la zurra ni domine por abajo... sino que quiere una contraparte estricta que haga cumplir las reglas ya puestas (u obvias como no poner un helado de sombrero en la cabeza de nadie)
Y comparto que SIN DUDAS ser switch es mucho mas complicado que ser a secas spankee o spanker, y más todavia ser switch con lado sado y D/s y aficiones bondageras jejeje ... terrible ser tu (o yo, cuando hacia de chico varón ademas de mis otros roles) Nomas un abrazo pre navidad pa la niñita juguetona que hay en ti y paciencia pa la parte medio adulta, que no fume, tome, trasnoche o se deprima tanto, porque pa eso sacas tu osito y lo apapachas y te das cuenta que tienes algo unico que te conforta y que nadie mas en el planeta tendra. Aprovecho el espacio pa mandar saludos a shadowcita tambien junto con el resto de los spankos
(y vuelvo a perderme en mi voladura de intentar ser buena)
ciaooo y feliz 2013




rams de M

diciembre 05, 2012

Droo en la Isla Spankoa


(relato conjunto generado en un grupo llamado “La Isla Spankoa” de facebook, con permiso del co-autor Raymond II)

Había una vez una isla llena de arboles escalables y frondosos, de pozas calentitas con agua termal, de seres misteriosos que soñaban con aventuras espectaCULARES...
Una noche -en que la mayoría de los habitantes estaban relajaditos en sus chozas de techo de paja, y unas cuantas parejas compartían las delicias de las burbujas tibias bajo la luz de la luna- se oyó un maullido largo, prolongado en el viento, que se repetía una y otra vez retumbando cada vez mas fuerte. Era como un llamado, muchos miaus respondieron, patitas en estampida pasaban por sobre los cuerpos de los que estaban acostados, felinos más grandes chapoteaban en las orillas de las termas. Una revolución de colitas corria y trepaba de rama en rama.
Se llevó a cabo una reunion nocturna en el centro de la isla y Droo en med
io de todos los peludos amiguitos: les habló en su lengua, ellos se sonrieron y relamieron los bigotes, el pacto se selló con un ronrroneo intenso.
La gente escuchó que el ruido había cesado, e inocentemente creyeron que la noche volveria a la normalidad. Pero ese no era el plan... jijijiji...
Los escurridizos y sagaces complices de Droo incursionaron en todos los recovecos de las viviendas, robando descaradamente todo instrumento que sirviera para nalguear.
Los dueños trataban de recuperar sus pertenencias pero los gatos eran muchos, estaban motivados y sin duda tenian mas destreza que cualquer bipedo medio adormilado. Para el amanecer habían sido secuestrados más de 80 cepillos, unas 30 paletas de tenis de playa, muchas reglas, correas, zapatillas, cucharas y variopintas curiosidades que los felinos habian considerado peligrosas para la epidermis traseril de quien se portara mal.
Droo tenia encendida una gran fogata, y quemaba todo lo que ellos le traian, dandoles como recompensa pescados de la reserva de los isleños, porque Droo estaba aburrida de comer sanito y sabía que tendrían que dedicar esfuerzo y tiempo en pescar en vez de en fabricar nuevo armamento para zurrar culitos culpables

Entonces, junto con la salida del sol, el aroma a humo y la escencia de pescado descongelado "perfumó" el ambiente. Muchos gatos felices se retiraban a sus hogares, sin embargo, los humanos...

(aca cada uno cuenta que hace al darse cuenta de la situación, y yo Droo se supone que estare haciendo "la danza de la travesura lograda" alrededor de las llamas que queman las cosas MUAHAHAHAHAAAAA ) =^^=  26 de octubre a la(s) 23:22
Raymond II (escribió)  Estaba yo durmiendo plácidamente, cuando un gran clamor y unos fuertes toquidos en la puerta de mi choza prefabricada de interés social me despertaron, me levante a abrir la puerta y enseguida me dijeron –nos han robado, todos nuestros instrumentos y juguetes han sido sustraídos y destruidos, algunos tenían generaciones en la familia, los construyeron nuestros tatarabuelos, exigimos un castigo ejemplar para el culpable, muerte en el volcán, pero antes que le corten las manos, clamaban los más extremos, azotes y encierro perpetuo en la mazmorra clamaban los más moderados, calma les dije, si se trata de un hurto, mejor vallan con la policía, entonces dijeron, la policía solo cuida los casinos y los turistas ricos, además tú tienes la obligación moral de ayudarnos, así que resuelve este caso. Se retiraron y me dejaron solo con el problema, entonces exclame, solo acuden al rey cuando tienen problemas, pero cuando les va bien, no vienen a verme para compartir su bienestar, es duro ser rey, pero lo tomare como un reto y saldré exitoso, debo aclarar que como en toda monarquía constitucional moderna, mi autoridad es únicamente simbólica, el primer ministro se encarga del gobierno, y en vista de que la isla es un paraíso fiscal y nadie paga impuestos no me toca nada, así que tengo que ganarme la vida como el resto de los isleños, afortunadamente hay muchos cocos, así que no paso hambre, aunque la dieta es un poco monótona, además no falta el turista que desee tomarse una foto con el rey y me dé una pequeña compensación, así como el que quiera estar en una cena real, aunque la tenga que pagar el, resolver estos ocasionales problemas me dificulta un poco la vida, pero también me quita el tedio, bien, pues por donde empezare mi investigación, es la primera vez que tendré que realizar un trabajo detectivesco, tal vez debí leer más libros policiacos en mi juventud, ya se lo que hare, iré directamente a la agencia central de inteligencia isleña, la que todo lo sabe, todo lo ve, también es conocida como el “BAR de Manolo”, dicho esto me arregle, y poniéndome mi sombrero de picos, que en otros lados es conocido como corona, me dirigí hacia allí. Después de dar un abono a mi cuenta y disfrutando de un espléndido ron importado de la isla vecina, le pedí a Manolo que me pusiera al tanto, pues es complicado me dijo, una manada de felinos movida por un misterioso poder robo todo, lo encontraron destruido en una hoguera no hay más pistas, es todo un misterio, nadie tiene idea de quien pudo haber sido, algunos suponen que pudo ser un discípulo de Cesar Millán, el encantador de perros, quizás fracaso con los perros, pero triunfo con los gatos, otros suponen que solo pudieron ser extraterrestres los que lo hicieron, ya que no es posible que un terrícola pueda controlar a los felinos, pero la mayoría supone que fueron unos turistas, en ese caso no podemos hacerles nada, solo pedirles que paguen los daños, pero primero hay que encontrarlos, lo que creo poco probable, pero no pierdes mucho con intentarlo, así pues, después de haber recibido este alentador parte de inteligencia de Manolo, termine mi ron y partí hacia el lugar donde estaba la hoguera donde fueron incinerados los objetos, al arribar me di cuenta de que había una gran cantidad de huellas de felinos de todos los tamaños, así pues pensé, alguna me ha de llevar a su líder humano, si es que es humano, si no, pues que el dios volcán me proteja, empecé a seguir el rastro de huellas, uno me llevo a lo alto de un árbol, cuando me di cuenta y quise bajar, me resbale y caí en un arbusto espinoso, otro rastro me llevo al borde de un estanque que estaba muy resbaloso, tropecé y caí al agua, otro me llevo a un patio donde había un perro bravo que me mordió el pantalón y me obligo a subir a un árbol hasta que el dueño llego y se lo llevo, tuve varios otros tropiezos, termine el día con la ropa deshecha, el cuerpo magullado y mucho cansancio, decidí irme a casa, en el camino de regreso me encontré a Droo, paseando con su minino mascota, me detuve a charlar y le dije, estoy investigando quien hurto y destruyo los instrumentos, quien crees que pudo hacerlo, no tengo idea, me contesto, pero ha de ser muy travieso, si, le dije, pero esas travesuras se pagan con azotes atados a la palmera mayor, ya vera cuando lo encuentre, que tenga suerte me dijo, nos despedimos y fui a tomar una merecida cena y un descanso, mañana será otro día. (continuara) .. Droo, aqui puedes seguir tu relato para ver como la hago de Sherlock Holmes isleño :)1 de noviembre a la(s) 23:21 
Droo (escribió) Dro quedó muy inquieta de su encuentro con el rey. Lo de estar atada y azotada a la palmera mayor le parecía terriblemente aterrador, nada parecido a lo que había imaginado como respuesta a su provocación a los habitantes spankers en la tranquila isla... Se puso a investigar lo que decia la gente. Lo de la palmera era feo, pero aún más espantoso parecía ser el remedio que sugerian los comentarios de otros isleños, que consideraban un crimen poco menos que capital la quema de las cosas para spankear, hasta hablaban de quemar al culpable en el volcan. Además, con pánico en la mente y las tripas revueltas de miedo se enteró que pensaban algunos en castigos horribles como amputarle sus manos. Si morir por una travesura era algo casi insoportable, la idea de que ella y sus amiguitos felinos perdieran las manitas era simplemente una locura, preferiría estar en la tumba. Por eso no lograba conciliar el sueño. Y tomó una decisión trascendental: se arriesgó a reunirse de noche con los lideres gatunos (con los que se comunicaba por maullidos en sus idiomas) y les explico brevemente que corrian riesgo de ser atacados y perder sus garritas por un desquiciamiento de los humanos. Les ofreció como escondite una suite de las que usaban los turistas, que pagaría ella en un lugar seguro alejado de la gente que quisiera dañarlos, el deposito en línea ya habia sido hecho con todos los fondos que Dro conservaba para su vejez y por si lograba estudiar algo de provecho. Algunos accedieron, otros prometieron tener cuidado pero preferian su libertad. Ella sabiendose a punto de perder la vida, sólo conservó lo justo para ir a dar a un hospital si es que despues de la "venganza" de los afectados conservaba el isntinto de supervivencia en vez de dejarse desangrar falleciendo como era de esperarse según la historia de las azotainas publicas estilo Inglaterra de Enrrique octavo. A medianoche, turbada y amargada, con esa calma previa al intento de suicidio, se acercó a la vivienda del rey y le dejó una carta en la puerta. "Rey Raymond II : cuando planié lo de robar las cosas malas que duelen en el trasero cuando nos portamos mal fue nada más para ver si había más diversión en la isla. Me parecía que sólo los turistas estaban divirtiendose y crei que una travesura iba a poner más acción... sin embargo creo que fue un error de criterio quemarlas ahora que me di cuenta que eran tan valiosas como una vida para los isleños mas tradicionalistas. No culpen por favor a los felinos, yo los convenci con pescado porque no me gusta que me obliguen a comer sano, pero ellos no merecen ningun castigo. Yo aceptare toda la responsabilidad, y el juicio que corresponda antes de mi condena. Siento tampoco es justo que el rey de nosotros tenga que hacer trabajos indignos de su cargo y honor (como un policia sin paga ni placa ni arma ni refuerzos), por eso le pido si es posible que vaya con un grupito a detenerme en la mañana. Y por si me he arrepentido y me vuelvo cobarde, lleven cuerdas. Tomare leche tibia para tratar de descanzar antes de que llegue mi hora final. Siento haberle mentido cuando me preguntó antes, a veces mi conducta es tan infantil que nadie creería que casi tengo 40. En fin, ya veo que no llegare a los treintainueve. Un respetuoso saludo reverencial por escrito, ya que en persona posiblemente me rebele a lo que estoy ahora diciendo en la carta. Dejo mi huella entintada para que no se dude que he escrito aparte de mi firma y mi dirección. atentamente a usted, con mis sinceras disculpas. Dro". Cabisbaja, arrastrando los pies, dio la vuelta en la oscuridad y empezó a caminar lentamente hacia su casa. 4 de noviembre a la(s) 0:17 
Raymond II (escribió) Al despertarme por la mañana encontré la carta de Droo, después de leerla y tomar el desayuno me dirigí a su choza para tener una retroalimentación positiva con ella (regaño y castigo), llegue y toque, cuando me abrió le dije lo siguiente:
No me digas una solo palabra Droo, he leído tu carta, estoy asombrado, como fuiste capaz de hacer eso, el asombro no es por la travesura eso es normal en ti, pero dominar a los felinos, eso sí que es difícil de creer, pero estas de acuerdo que lo que hiciste es una mala acción, aquí y en todas partes, el robo es malo en cualquier lugar, y no se diga el daño en propiedad ajena, si solo no hubieras destruido los instrumentos, habría pasado por una broma, estaríamos riendo ahora, unas palmaditas y un rato en el rincón y todo solucionado, pero la cosa es grave, tienes un punto a tu favor, tu confesión voluntaria y sin que hayamos tenido que torturarte habla a tu favor, claro, habrá quienes de todos te quieran torturar, solo para no perder la costumbre, pero yo me opondré ya que has sido muy valiente, me agrada tu actitud, mereces clemencia, abogare por ti y te perdonaran, te salvaras de ser atada a la palmera y azotada, pero no de estar sobre mis rodillas, voy a considerar tu falta como la de una niña traviesa, obtendrás el perdón, pero tendrás que cumplir la penitencia, veamos, que dice la regla para las niñas traviesas, treinta azotes por cada diez años de edad o fracción, te tocan ciento veinte, los recibirás en dos sesiones, la primera será de veinte te los daré con la mano sobre mis rodillas, para que tu trasero quede caliente, y los cien restantes te los dará una persona de tu confianza, un amigo o amiga, alguien que se interese por tu bienestar y corrección, que le agrade que seas una persona de provecho, usara el instrumento o instrumentos apropiados a la falta, puede que tengas dificultad en encontrar algo, ya que causaste una gran destrucción, pero siempre hay ramas de árbol que se pueden cortar y limpiar, pedazos de madera y cuero abandonados, tal vez alguien conserve su cinturón, debo enfatizar que de lo apropiado de este castigo dependerá el perdón de los isleños, después de terminado deberás escribir un detallado relato del mismo para que se publique en la gaceta de la isla, además iras todos los días con el carpintero para ayudarle a fabricar instrumentos hasta reponer los destruidos, tu castigo lo recibirás en la plaza por la tarde, dentro de tres días, preséntate con una falda corta y sin bragas, nadie ira por ti, es importante para tu perdón que te presentes voluntariamente, está de más decirte que si no lo haces así, el castigo será más severo, además de que te retiraremos la palabra y marginaremos para siempre, empieza pues a buscar los medios para cumplir tu penitencia, así podremos terminar este negro capítulo de la historia isleña.
Después de haber dicho esto a Droo, me dirigí a la plaza a hablar con los demás, la mayoría estuvieron de acuerdo con mi decisión, así organizamos un comité para construir un templete para que todos pudieran observar el castigo, pondríamos una silla, así podría ser sobre las rodillas como me tocaría a mí, y una mesa que podría usar el spanker de Droo, si lo creía conveniente, cuando todo estuvo dispuesto, nos retiramos hasta el día del castigo.
(Aquí continuas con lo que sentiste durante el regaño y la descripción de tu castigo para publicar en la gaceta de la isla) 8 de noviembre a la(s) 22:29 · 


Escrito en el diario de vida de Droo : 17-11-2012
Cuando el rey me contó que no iban a matarme de la forma atroz para la que me había estado preparando, (y por ende no iban tomar venganza de mis amigos gatitos) sentí un gran alivio. Respiré con el pecho relajado y la mente libre de pánico, al mismo tiempo que me cosquilleaban los glúteos y tragaba saliva.
Su regaño me avergonzaba, pero tenía razón. Yo me había comportado de muy mala manera y merecía el castigo que me dieran, además… era precisamente del tipo que se necesitaba para ser perdonada (y aprender a perdonarme a mi misma). Al fin y al cabo había hecho una chiquillada y como tal correspondía que me tratasen.

Las 20 palmadas a poto pelado, en público, van a ser humillantes; supongo que no tan dolorosas a pesar de no conocer la mano de nuestro Rey. Mi travesura fue orientada a provocar una zurra, y tener el honor de recibirla del líder de la isla casi parece un premio. Ojala que después me conceda servir a la comunidad para compensarle haberme salvado la vida, capaz si tengo un trabajo me entretendré menos en portarme como una niña.

Lo de trabajar con el carpintero me esta siendo un gran esfuerzo, mis manos se astillan y me la paso con sueños en que las nuevas armas son estrenadas próximamente, en mi trasero desnudo. A veces me quedo metida en las sábanas hasta tarde y llego atrasada a cumplir con mis deberes, él me mira fijo y apunta en una libretita roja con gesto ceñudo. Temo que tendré que encontrar el modo de justificarme para evitar que el asunto concluya con mis pompas rojas sirviendo de muñeca de pruebas para paletas o reglas o algo peor, creo que vi retazos de cuero en el taller.

Al día siguiente de hablar con el rey, fui al hotel a contarle a los felinos las buenas nuevas. La mayoría se alegró, salvo unas cuantas mamitas embarazadas que me explicaron que se habían arreglado para dar a luz ahí y conservar a la familia gatuna con una situación privilegiada. No tuve corazón para recular mis propósitos o recuperar mi dinero, era lo menos que podía hacer por ellos luego de arriesgarlos a tanto.
Con un gran poder viene una gran responsabilidad dice el Hombre Araña ¿ por qué diablos usé mi comunicación a maullidos para meterlos a ellos y a mi en líos ?. Ahora no tengo fondos para llegar a anciana, a penas unos cuantos pesos para pasar el resto del año. Tras el castigo tengo qué buscar en que laborar.

Sin embargo, aunque me quedé tranquila la primera semana, tuve que recordar que la penitencia incluía 100 azotes más y la participación de otra persona ¡ de mi confianza ! . Significaba para mi acercarme a cierto spanker, uno que ya me conociera, confesarle mi culpa y solicitarle que me pegará delante de todos en la isla.
Desde el primer momento supe que eso se me iba a dificultar, no dudaba que previa la fecha de subir al escenario preparado me llevaría de su parte alguna clase de escarmiento por mi reincidencia en esta clase de diabluras.
Así sucedió hace poquito y por eso es que recién “me siento” a escribir aquí en mi diario. No puedo quejarme, tenía bastantes deudas con él y me indultó varias indisciplinas pasadas. Todavía no sé qué más me hará … GULP!

(es un avance, falta lo del spanker que se decida … y de ahí escribiré lo del castigo recibido. Por mientras si quieren escriben lo de la construcción, o lo que hace el carpintero o alguna otra línea de acción. Sorry por la demora)17 de noviembre a la(s) 23:33
Raymond II (escribió)  Como Droo se tarda un poco en continuar su relato, deseo poner un comentario, se menciona al spanker y spankees, pero alguna vez se menciona a el espectador, puede que la mayoría de los castigos sean en privado, pero cabe la posibilidad de que alguna vez se invite a alguien a que asista como espectador, sé que en algunas fiestas y reuniones se dan castigos en público, pero quizás no sean tan severos como los privados, sin embargo pienso que sería un gran honor el ser invitado a uno privado como mirón, las expectativas previas serían muy emocionantes, como aplica esto a este relato, pues que también es emocionante esperar el castigo de Droo, claro aquí es público, pero sería interesante que en la vida real el spanker de Droo lo aplicara y tuviera la posibilidad de verlo, así pues, que están comentando los isleños en el día previo, me imagino lo siguiente:
Estamos reunidos en la agencia central de inteligencia isleña, el Bar de Manolo, degustando un buen ron y charlando, -Bueno Rey, se acerca la hora del castigo de Droo, crees que hulla o que se presente me preguntaron. Les conteste, estoy seguro de que vendrá, no creo que quiera que la marginemos, sé que el castigo más severo no la atemoriza tanto como eso, pero, me imagino que su spanker será severo con ella, todavía no lo conozco, pero me han dado referencias de que es un buen corrector, quizás hasta tenga algún instrumento escondido que no fue destruido, solo puedo especular, espero que sí dijo otro, mi cepillo de pelo tenía en la familia desde mi tatarabuelo, lo extraño mucho, espero que use una tira de cuero duro, de las que dejan una buena marca, pues yo opino que debe usar una vara gruesa, después de eso, no le quedaran ganas de ser traviesa otra vez, si, dije yo, me gustaría que con el castigo se corrigiera, pero ya saben cómo es, se porta bien por un tiempo y luego vuelve a las andadas, pero en realidad, a todos nos gusta que sea así, si se portara bien siempre, la isla sería un lugar muy monótono, lo que a mí me agrada, digo otro de los parroquianos, es que el castigo sea público, así podremos contemplar su trasero rojo y estar seguros de que pago su falta, me dolió mucho perder mi regla, además de instrumento de castigo la usaba para mi trabajo, me costó conseguir otra, además de atrasarme en mi labor, espero que su trasero le duela igual, así se fueron suscitando más comentarios del mismo tono, todos estábamos interesados en ver como pagaba Droo sus culpas, y nos comía la curiosidad, lo bueno es que ya falta poco, hay que tener paciencia, diciendo esto brindamos por última vez y nos retiramos.

Droo escribió : (30-11-12) Querido Diario : estas semanas ha sido difícil poder concentrarme en escribir. Dediqué casi todos mis ratos libres en masajes con cremita y ejercicios nalgares … después de la sorpresiva visita de “el Koala” al taller del carpintero. El spanker que me indultó las indisciplinas del pasado, no perdonó ni una sola de las faltas que estaban apuntadas en la libretita del artesano. Ni corto ni perezoso le dio uso a paletas, cepillos, reglas, y hasta ayudó a diseñar algun flogger, tawse y un temible látigo, que obviamente se estrenaron en mi. Tuve que esforzarme por tener conducta ejemplar desde entonces y aunque me he demorado en hacer cada cosa bien, ya lo estoy logrando en la cuenta regresiva mientras veo como progresa la construcción del templete en que me tocará estar a culito descubierto.

Y es que ya queda poco para el día en que subiré al escenario, luego a las rodillas del rey. ¡Que nervios! Menos mal mis pompis ya han recuperado un color rosa decentito y tengo preparada una falda estilo polinesico tejida de flores. Debería ser cortita pero prefiero tapar mis vergüenzas delanteras, si total las traseras van a quedar igual expuestas… por último el rey hace de jardinero y poda algunas para que quede la prenda a la altura correspondiente. Gulp! Tengo un sustito metido en la panza que es entre beneficioso y desagradable, entre merecido y morboso.
Sin embargo, tengo un cierto orgullo de saber que mis palabras serán publicadas en la gaceta de la isla. Aunque sea relatando cómo me llegó el castigo. Puedo adelantarme a pensar en los 100 repartidos en 30 del flogger creado conjuntamente con el carpintero, 30 de la fusta que le gustó tantisimo aplicarme y que se salvó del robo y la quema, 30 con la palmeta rectangular con agujeros que estuve puliendo con lija y 10 sorpresa … que me temo le pregunte al público sus preferencias.
En fin, mejor sigo practicando para tener glúteos olímpicos, resistentes y mostrables ;)

3y 4 de diciembre de 2012 escrito por Droo
Relato del Castigo Público de la penitenciada Droo para la Gaceta de la Isla Spankoa.
En determinación judicial monarquica por el robo y destrucción de los instrumentos spankos personales e históricos de la población, sentenciada a: 20 nalgadas a mano en las rodillas del Rey Raymond II y 100 azotes del spanker de su confianza Endimion
Al dar por terminado mi trabajo forzado con el carpintero para re-hacer el acervo azotófilo de la isla, fue fijada la fecha y hora de la ejecución de la zurra que sabía me merecí con creces. Ese día fui escoltada por Endimion quien tras saludar a su majestad, se acomodó a la izquierda en el escenario para esperar su turno en zurrarme. Cuando llegué a lo alto templete construído con tal propósito, me di cuenta que la multitud miraba alternativamente mi rostro y los instrumentos exhibidos, pues incluso había un arcón desde el que se repartirían reposiciones a los afectados con mi crimen. Iba vestida con una falda de flores tejidas entre si, que me llegaba a la rodilla. El Rey señaló que el largo de mi ropa no era el que había mandado y a lo que el spanker respondió declarando que eso agravaba la falta, razón por la cual pedía se le permitiera incrementar la pena al finalizar lo ya previsto. Luego sacó de su mochila una tijera e invitó al soberano a hacer el recorte pertinente a la prenda, comprobandose así que yo había al menos cumplido en lo de no llevar ropa interior. El Rey accedió al petitorio, a condición de que la sanción fuese aplicada sólo en mis nalgas descubiertas. El público daba voces ora de burla ora sugiriendo el uso de un determinado elemento - no era un momento solemne como yo había imaginado - pero la sonrisa del spanker y la amabilidad que tuvo nuestro líder al salvarme la vida me daban el valor necesario para aceptar sin rebeldías la purga por venir.
Un arlequín puso en el centro una silla ornamentada como trono, en la que el rey se dispuso a dar curso al OTK; palmeándose los muslos me dio la señal de asumir mi posición. Me recosté con cierta vergüenza dado que percibía las caras de entusiasmo al contemplar lo no tan blanco de mi atrasito. Una mano firme y viril se posó en mi cintura, la otra eliminó el resto de las flores posteriores, dejandome sin opción de cubrir mi futura rojez.
¿Preparada Droo? – preguntó el rey
Sipi, … digo, si señor – respondí tragando saliva
Entonces su palma derecha se estrelló en mi gluteo izquierdo (a intervalos de 3 segundos) por 10 veces. Sentí latir la zona afectada, inhale y exhalé justo a tiempo para la segunda andanada, ahora en el lado derecho. Ni siquiera alcanzé a patalear, el susto y la rapidez me quitaron el aliento.
- ¡ No los contó ! – reclamó un fulano de la concurrencia
- Debes dar las gracias también, después de cada una de las nalgadas, traviesa – me recordó paternalmente el rey – solamente será válido este procedimiento si llegas hasta el 20 enumerando los golpes que recibes y si no te cubres, sino empezaré de nuevo desde el inicio.
Aguanté 17 potentes y veloces palmazos del mismo modo, pero pronunciando “uno gracias por esta lección a usted mi rey y perdón al pueblo de la isla”,  “dos gracias por esta lección a usted mi rey y perdón al pueblo de la isla”, “tres gracias por esta lección a usted mi rey y perdón al pueblo de la isla” … etcétera. Desgraciadamente en el 18 casi instintivamente me tapé y por eso me gané la tercera ronda, con las muñecas sujetas en mi coxis y gritando claramente tanto la frase como la cifra.
Se me prohibió sobarme, aunque los dedos de nuestro monarca pasaron aceite de coco de palmera en mi ardido culo. No supe si él estaba enterado que aquello me haría aún más dolorosa la continuación, la paliza de 100 otorgada por Endimion, que ya me había instruido acerca de cómo colocarme: panza en la mesa, piernas abiertas, brazos afirmados bajo mis pechos, y evidentemente declamar cada número.
Primero fueron los 30 de palmeta, por la pantalla gigante pude comprobar que mi salva sea la parte se pintaba de rojo con pedazos circulares más claros, que representaban los agujeros de la paleta de madera. Imposible evitar chillar y recoger las piernas, manteniendo eso si mi ubicación. De ahí con precisión milimétrica emparejó el tono de mi piel con la fusta, repasando cada espacio faltante durante los 30 fustazos que me mordían la carne junto a la raja. Los treinta del flogger los presentó como un espectáculo de destreza, enarbolando las tiras de cuero y chasquéandola en el aire, generando asi una ola de aplausos entre los asistentes, tuvo tanto éxito que mis apagados quejidos no se oyeron, a pesar de que el fino oído de él se aseguró de que yo completara las debidas palabras aún entre ayyes y auches.
- En los últimos 10 utilizaré la tecnología – anunció Endimion doblando sus audifonos de celular por la mitad – y en los que Droo tiene pendientes por pasarse de lista con ropa a su regalado gusto, quiero que todos participen votando por sus “favoritos” – agregó señalando el baúl, desde el que un par de asistentes distribuyeron ordenadamente mucho de lo fabricado en el taller.
Los azotes con cable me parecieron fuego arrasando horizontalmente mi epidermis.
Hubo una pausa, me acomodaron arrodillada en la silla con los codos en el respaldo. La música inundó el lugar, a modo de ambientación de fondo, para la lectura del conteo del plesbicito que condenó mis hemisferios redondos a una lluvia de varazos, cepillazos y correazos.
No hay obligación de que digas ni una palabra,  spankee mal portada – me advirtió el spanker – te voy a pegar durante toda una canción, llora si quieres pero nada te salvará
Yo no lloro – repliqué con un poquitito de orgulló – y me sometí a la azotaina
 Endimion fue intercalando la correa, la vara de abedul y el cepillo ovalado. El calor, el picor, la sensación de machucado crecían y crecían, se me hizo eterno el tema en japones que se escuchaba por los parlantes. Por poco me caigo de tanto apretujarme y balancearme con los impactos en mi. Cuando sobrevino el silencio respiré, feliz, agitada y tal vez excitada, más que nada contenta de que creía ya había acabado el suplicio. Sin embargo, mi spanker de confianza tenía preparada una sorpresa.
Señor Raymond II, Rey de la Isla Spankoa. La comunidad me informó que usted perdío en el crimen cometido por esta señorita, su regla de trabajo. Le he traido una especial, desde el continente, que esta recubierta de una pelicula anti-inflamable y cuyo material base es madera de ciruelo verde, una de las mejores cepas para spankear chicas de pésima conducta como Droo aquí presente. En compensa por las molestias causadas por mi ex pupila, a quien pensé haber logrado domesticar a base de severidad, mi país les regala 30 ciruelos en fase árbol jóven, para ser plantados y utilizados en lo que su majestad disponga. Por favor, haganos el honor de estrenar su nueva regla en el poto de Droo, quien lo ofrendará gustoza y obedientemente agachada ante usted.
Disciplinada y reconociendo el mérito de lo que me ordenaban, apoyé mi cabeza en el suelo frente al rey, quien me atizó no se cuantos reglazos en medio de una ovación popular.
La jornada concluyó con un refrigerio en el Bar de Manolo donde brindaron a la salud del rey y fueron perdonándome entre risas, al notar que ellos podía estar sentaditos y yo seguía de pie con mi colorado posterior a la vista de quien quisiera fotografiarlo, supuestamente por un concurso en este periódico. Endimion tomó su avión esa misma noche.
Yo tardé en escribir la experiencia vivida, porque quería ser sincera con los isleños.
Droo


rams de M

noviembre 01, 2012

Nikki-Ñau neko maid (2a parte)


La idea surgió al trasladarse la nube de mi ignominia desde las alturas hasta el interior rehaciendo en vivo la escena grabada, es decir, materializando líquido hasta el punto de inundar el acceso a la propiedad. Y yo nuevamente era el epicentro de la calamidad, aunque esta vez tenía en mi mano el poder de la magia roja.
Se sabía que esta era hechicería del tipo salvaje, casi impredecible, sin embargo con los gestos de mando adecuados pensé que se convertiría en mi arma de revancha. Les iba a dar un escarmiento inolvidable a esos rapaces, una “Cumulus Nimbus” cuya historia aterrorizaría de hasta sus futuros nietos.
Supuse que el artefacto concedería deseos simples, y empecé a probar.

- Arregla el desastre – vocalicé apuntando hacia los escalones de mármol.

Al instante una regla y un duende sastre estaban ante mis decepcionados ojos.
Rápidamente eché al hombrecillo de barbas colorinas, y seguí practicando mientras el recinto se llovía de pared a pared.

- ¡Como antes!

Me trajo la merienda que comí antes de que Musashi sempai abandonara sus dominios, y concediera dos días de asueto a sus empleados excepto a mi.  Mastiqué con entusiasmo los rollos de sushi, comprobando que podía fabricar realidad a mi antojo. Si si si, esos mapaches iban a pagar caro sus osadías. Estaba devanándome los sesos buscando el modo de expresar con claridad lo que quería, cuando noté como se secaba la humedad ya que la nube se devolvió a la vara al revés de como una voluta humo sale de un cigarro.

- ¡LIBRE! – grité feliz con los brazos en alto

Entonces mis ropas cayeron y me convertí en gata, gata silvestre. Pasé a través del collar, libre de movimientos pero incapacitada para mover la manija hacia la calle que representaba la libertad. Igual pude percibir el sabor de la aventura en mis bigotes, esa energía deliciosa de la animalidad vibrando en mi colita.

- ¡Miiii Ñau! – pronuncié tomando la vara con mis colmillos, y recuperé mi yo neko, aunque desnuda. Sonreí triunfante, iba a ser aún más entretenido.

Trazar el plan a continuación fue tarea sencilla. Puse un letrero junto al timbre que advertía SALI A COMPRAR MÁS DULCES, así se mantendrían calmados los pilluelos con ánimos de travesuras. Con una funda de almohada blanca me hice un burdo disfraz de fantasma, suficientemente liviano como para ser arrastrado por mi metamorfoseada felinidad, pues no podía ponerme ninguna otra vestimenta ni llevar nada más que la vara. Ensayé con buen resultado órdenes simples: agua, viento, pegamento… Restaba salir a cazar a los mapaches con mi olfato para llevar a cabo mi venganza. Y tenía que apurarme pues en cuanto la luna roja se posara junto a la azulada, la mayoría de la gente acostaría a su prole para evitar que cayeran en las tentaciones de usar sortilegios rojos magnificados en esa especial noche del año.
A mi me venía perfecto usufructuar de sus influjos, más aún que mi semidragón patrón, Musashi sempai, no detectaría el incumplimiento de su regla principal estando tan fuera del radio de la casa.

El objeto mágico protegido por la funda, fue arrastrado por mi sigilosamente siguiendo el rastro de mis enemigos. Olor a mapache, los cuatrillizos dejaban su rastro en torno a casi cada casa del vecindario, alejándose después rumbo al bosque. Estando cerca me trepé a un pino y pude verles repartiendo el botín en numerosas madrigueras. La luna roja brillaba sobre mi pelaje, era la mejor hora. Entonces me rehice con mi forma normal de neko, para poder decir sin errores los conjuros que usaría en su contra.

- AGUA agua agua – la nube se posó sobre ellos, una verdadera lluvia tempestuosa los cubrió y antes que tuvieran tiempo de protegerse – VIENTO viento viento – los envolvieron las hojas y empezaron a levantar los pies del suelo, en espiral llevados por la fuerza del vendaval hecho específicamente por mi para ellos.

Elevados un par de metros de la tierra ya chillaban aterrorizados abrazándose unos con otros para no separarse. Pero para mi no era suficiente. Decidí saquear sus escondrijos, pese a que el frío remolino helaba mi piel desprovista de otra vestimenta que la funda de almohada. Escondí varios sacos hasta un sauce cuyo tronco que tenia una hendidura profunda sobre la tercera rama lateral. Ahí estarían para mi consumo personal y ellos no tenían la destreza necesaria para llegar a recuperarlos. Envalentonada con mis logros, oí como rogaban que detuviera el simil de tornado en el que estaban girando.

- PEGAMENTO  – y quedaron adheridos unos a otros, y a las hojas, formando una melcocha de lo más graciosa justito frente a mis narices.

Calmadamente me tejí un látigo de lianas, con el que los molesté atizándoles por harto rato ¡diversión fatal!. La vara se me deslizó de la palma sudorosa, al verla írseme la llamé desesperada

- ¡ A mi mano !

Mis uñitas retractiles desaparecieron, junto con mi visión nocturna y mi cola para equilibrarme, si, era una mujer:  la magia roja había entendido “A MI HUMANO”. Vanos esfuerzos hice por descender, no fui capaz de escalar para llegar a tierra porque no distinguía más que sombras en la oscuridad. Hasta perdí la funda en el intento. Los mapaches extenuados roncaban en su prisión pegajosa. Yo me rendí, exhausta de sujetarme de las ramas equivocadas. Los primeros rayos del sol me despertaron y pude ubicar la varita mágica en un nido cercano, salté, la agarré y mientras caía supliqué

- LIBRE – mis 4 patitas aterrizaron suavemente, mis 9 vidas seguían a salvo.
Mordí la re-encontrada varita, acelerando velozmente hacia la mansión, nadie podría reconocerme bajo la apariencia de una gata doméstica. El viento del amanecer me hacia sentir muy urgida por usar mi cajita de arena.
Ni un alma en las calles, ingresé a mi morada furtivamente, susurrando en el dintel de la puerta el “Miiii-Ñau” que me devolvía mi cuerpo de neko que volvería a ser maid en cuanto me calzara el uniforme, así nadie sabría lo ocurrido. Los goznes chirriaron levemente, me volteé descubriendo unos enormes ojos de reptil que me acechaban… me oriné encima del sustazo.

- Musashi sempai - gemí a modo de saludo, mis mejillas carmín, temblando mis rodillas.

(fin de la segunda parte)


rams de M
cuxita

octubre 31, 2012

Nikki-Ñau neko maid

Esta noche soy una chiquitita que vive en un mundo de animé.
Una neko-maid : jovencita semi humana con características de gatita que es criada para continuar la labor de su casta de sirvientes. 

Todos los demás niños y niñas saldrían a divertirse, pedir dulces en las casas, jugar con la magia permitida o hacer travesuras bajo el riesgo que implicaban las artes de la hechicería roja. Adolescentes y jóvenes tendrían bailes y fiestas con disfraces que les ayudaban a encarar de mejor manera las vergüenzas propias de sus edades al entrar en contacto con el sexo opuesto. Hasta adultos y ancianos participarían en ceremonias de agradecimiento a los espíritus, a sus muertos y a antiguas deidades protectoras de la armonía universal.

(La maldad pura estaba vedada gracias a las restricciones de los creadores del programa)


Pero yo,  Nikki-Ñau estaba castigada, por lo tanto debería de quedarme en mi uniforme cumpliendo funciones de portera de la mansión, para atender a las demandas de golosinas que los vecinillos exigían cada año. Todo un aburrimiento fuera de la humillación de soportar las burlas por el collar que llevaba al cuello, el que me ataba con una cadenilla cuya longitud me dejaba moverme solamente entre la puerta y la mesa de los caramelos con el taburete, mi platito de leche … y la caja de arena. Si, la bacinica para felinos. Había evitado que me ordenaran el uso de pañales con una de mis suplicas más conmovedoras en tono de maullido. Por suerte mi traje era lo suficientemente largo para que no se viera mi ropa interior, o algo peor, cuando tuviera necesidad de usarla, y deseaba con todas mis ganas poder ocultarme de quienes me harían blanco seguro de bromas por un buen tiempo. Las primeras horas, mientras aún no se teñía de negro, el cielo fueron agradables, las visitas se iban felices con sus abundantes recompensas y no reparaban demasiado en las condiciones en que me encontraba. Nadie apareció por 45 minutos y empecé a creer que descansaría hasta que llegaran los patrones; cómodamente arrullada en la alfombra lengüetee hasta la última gota de mi leche. Entonces llegaron los bandidos mapaches con sus trucos y su algarabía risueña. Ellos eran los culpables de la sanción que estaba sufriendo, por haber provocado mis iras … y … ¡venían a jactarse en mi propia cara!. La sangre me hirvió.  

Abrí con cara de pocos amigos, apenas dispuesta a dirigirles la palabra lo imperiosamente necesario. No esperaba que en vez se sus estridentes voces me recibiera una lluvia de bombas de agua. Quedé momentáneamente paralizada, cosa que aprovecharon para atacarme por segunda vez. Me dejaron empapada y mientras sus carcajadas atraían la atención de cualquiera que hubiese por los alrededores, ellos inmortalizaban el momento utilizando ilusionismo para proyectar el chapuzón a modo de nube flotante sobre nuestro techo. Para mi fue una declaración de guerra, sentía como me sonrojaba hasta la raíz de mis orejitas, que estilaban tanto como mi traje.

- ¡Gata mojada! ¡Gata pillada! ¡Gata encerrada! – repetían revolcándose de risa al verme atajada por la correa que impedía que me arrojase a arañarlos. Y se gloriaban de estar a salvo de mis garras.

Estoicamente fingí que no me importaba en absoluto el incidente, ante sus incrédulos antifaces vacié completamente los receptáculos de pasteles y confites en bolsas destinadas a ellos.

- Bien jugado, chicos. Se merecen premio – dije audiblemente, para luego murmurarles – Nada más recuerden que el que ríe al final, ríe mejor…

El que blandía la varita de magia roja, responsable de la nube, retrocedió tan rápido que se le escurrió de los dedos, y yo la agarré con mi agilidad de minina. Arrancaron en estampida, el miedo era patente en sus erizadas colas rayadas, y yo muy satisfecha de mi nueva adquisición entré a la seguridad de mi hogar. Adentró me rendí a las tristes evidencias del desastre. Ya no había ni una migaja con que obsequiar a nadie, ni siquiera para alimentarme.

Consideré que las posibilidades de salir bien librada del asunto se reducían debido a mis malos antecedentes de conducta. Era obvio que ninguna mucama, y mucho menos una neko maid nacida de una dinastía de servidumbre obediente, hubiese perdido la compostura ni las raciones de toda una noche en tan sólo un ratito de ofuscamiento. Suspiré desalentada.

- Al menos tengo su juguete de trofeo – me quise consolar sacudiéndolo como si con eso les atizara una paliza a los mocosos mapachoides.

Y ahí me vino la GRAN idea.

(continuará … muahahahahahaaaaaaaaaaa)

rams de M
cuxita

octubre 29, 2012

actualización de estado

Debía 10 horas de zurra que se redujeron a 7 horas y media
Después aumentaron en 33 minutos
Ahora hay un "computo pendiente" de AMBOS para ajustar cuentas respecto a lo de la dieta
Los regaños no son necesarios cuando una se sabe las caras reales a traves del espacio virtual

No diré que la vida es injusta pero si imprevisible: cuanto más mérito decido hacer para llegar hasta el ansiado trato preferencial de niña buena... tanto más me hago yo misma la zancadilla para caer de bruces con las pompas expuestas a su colorada suerte

Y no es que sea una terrible maaaaaaaaaaaaala suerte, nomas que no es la suerte para la que me había querido preparar. Yo quería portarme bien, yo quería cumplirme a mi misma, yo ... todavía no me acostumbro a ser yo misma de nuevo

El recuento de plas plas plas pa esta cola disque de acero es lo de menos, lo agradable es saber que hay gente que me quiere tanto que me ayuda, porque confía más en mi que yo, y aun cree que puedo mejorar
La esperanza no se pierde, mientars tanto empeño las pompis en lograr algun buen resultado

                                (no me acuerdo de donde me robe la imagen, sorry)


rams de M

spankee y esclavita

octubre 27, 2012

Curriculum (un cuento spanko mio de hace años)


“ Curriculum “ 
Cuando fui a la postulación para el trabajo me presenté muy formalita, profesional y entendida en todo lo que el caballero me decía. Jamás había oficiado realmente de Relacionadora Pública, pero si había logrado una amplia gama de contactos por Internet y solía jactarme con mis amistades de que La Celestina y el Google tenían aciertos menos rápidos que yo ... Cierto es que mi curriculum estaba alterado con esas referencias falsas, pero mi capacidad no estaba en duda. Yo sabía que saldría adelante en cualquier empresa que me diera la oportunidad de empezar a foguearme en un área. Lo malo es que siempre exigían 2 años de experiencia y un "cartón" institucionalizando los conocimientos que se suponía yo tenía. El caso es que tras la tercera entrevista, esa del test de las manchitas, me devolvieron con el Gerente de Personal para la firma del contrato. Llegué adelantada, y la secretaria me hizo esperarle en la oficina, frente a su computadora.
Estaba aburrida, pasados los 5 minutos iniciales mi vista recorrió distraídamente el mobiliario y los títulos de los libros en las gavetas. Me asombró notar que había varios tomos encuadernados en cuero rojizo en los que se leía "de Sade", "O story", " Goods girls don't " . Mi curiosidad fue en aumento al percatarme que desde la impresora se balanceaba - agitada por el ventilador - una hoja cuyo asunto empezaba con y continuaba con Re:¡¡una respuesta mía al tema candente de la semana en el yahoo group!!. El reflejo del nick en la pantalla no me quedaba claro desde la posición en que estaba, pero tan sólo el dato de que mi posible jefatura tuviese gustos spank me llenó de un animo festivo y travieso.
Llegó puntual a la hora de la cita, fue cortés, yo también. Acordamos los términos en que recibiría mi salario, el horario, las condiciones y beneficios del cargo... yo ardía en deseos por comentarle mi descubrimiento ... aunque estaba nerviosa.
- ... Entonces se integraría el lunes a las 9, en la 2B. Ahora dejemos el tema laboral , desde el miércoles trabajaremos juntos en un importante proyecto con la sección más conservadora de la empresa, y mi intensión es que ambos nos sintamos cómodos desde un principio. Hábleme de usted, señorita Vicky, de sus gustos, por ejemplo
Me estremecí, por poco y suelto a boca de jarro "me gusta que me nalgueen", pero me contuve y lentamente - aparentando una calma que ya no sentía - fui dejando que las palabras llegaran con suavidad hasta ese espinudo momento
- ... Y disfruto del buen cine, el con temas introspectivos como "La secretaria" - ni se inmutó - Últimamente he estado leyendo sobre psicología emocional; soy escritora aficionada; soy artesana en mi tiempo libre, y soy spankee - largué mirándole con mis verdes pupilas tratando de captar enteramente su reacción. Contrario a lo que yo pensaba el tenor de la charla no varió en absoluto. Si acaso, se puso a mi modo de ver más cálido el entorno, y se me hizo más fácil tratar familiarmente al sujeto durante las jornadas siguientes.
Fuera de allí, a veces nos reuníamos amistosamente a compartir recuerdos de su vida de spanker o fantasías de la mía de spankee. Ocasionalmente chanceaba con un guiño de ojos, cuando mi inexperiencia le ocasionaba algún disgusto. Mas , en general, yo simulaba muy bien mi rol de relacionadora ... mientras fuera en el ambiente controlado por la web...
El tercer sábado del mes era la Junta Ordinaria de Accionistas, me atemorizaba tener que cumplir funciones con gente real, en persona haciendo relaciones públicas entre las altas esferas económicas nacionales e internacionales. Además la fecha coincidía con la Fiesta de Piscina del Círculo Spank Metropolitano. Con voz cucarra llamé a la recepcionista inventándome una fiebre con tos convulsiva que me dejara libre para estrenar mi traje de baño, que había comprado hacía unos meses para la ocasión.
Indagando indiscretamente, al broncearme, sobre si las chiquillas conocían la mano de mi jefe, la novedad del siglo se esparció como reguero de pólvora. Al poco rato el cotorreo sobre técnicas para inventarse un exitoso papeleo que convenciera a ejecutivos había llegado hasta el grupo de varones de mayor edad del recinto. Mis amigas más cercanas recomendaron que nos escabulléramos hacia lo profundo del agua burbujeante, para preservar un resto de privacidad ... pero ya era tarde ...
Después supe que él se había presentado ante los anfitriones para excusar su inasistencia a la cena con toga nocturna, y que el chisme le había llegado directamente gracias a una bocazas que – sumando y restando – resolvió el detalle de nuestras identidades y acusó mi presencia allí con un dedo.
¡En ese momento le vi! Me dieron ganas de sumergirme, pero sus sonoros pasos en el asfalto humedecido pusieron tal tensión ambiental que me paralicé ahí mismito, acurrucada con mis sonrientes compañeras. Se adivinaba claramente cual sería el resultado de el encuentro aquel, el estómago se me ponía de revésa la par que era izada por sus fuertes brazos.
- ¡¡¡¿¿¿CON QUE AFIEBRADA ehhh ???!!! Y yo el bruto pensando en redactar “su” informe esta noche en vez de participar con mis camaradas spankers
Era un tipo muy responsable, ya que yo había faltado a la reunión de trabajo, él se había comprometido a realizar mi parte... El enfadado gerente palideció cuando le confirmé – toda avergonzada – que mi curriculum era una farsa
- ¡En mis narices! – acertó a decir.
La concurrencia presenciaba la escena con interés creciente. Yo quería que la tierra me tragara, me disculpé burdamente y fui a vestirme. Luego, pretendiendo correr de los vestidores al estacionamiento me topé con él y su auto, obstaculizando mi salida.
- Victoria, no puedes escapar así de los acontecimientos. Sabes perfectamente que es lo que corresponde ... En cuanto a la compañía, permanecerás seis meses a prueba en tu puesto aprendiendo de profesionales VERDADEROS, bajo mi atenta tutoría. El domingo confeccionaremos un impecable informe, en tu casa ¿entendido?. Ahora vuelve adentro mientras ubico un sector propicio... ¡y pórtate bien! –añadió dulcificando la expresión de su rostro.
No supe bien cómo actuar, me escabullí hacia un patio interior con un amplio ventanal de balcón, más distante posible de la fiesta en la misma casa. Jamás imaginé ser descubierta in fraganti de ese modo. No me desagradaba del todo la idea de ser castigada ahí dónde tantos oídos podían deleitarse con el improvisado festín de quejas que, seguramente, prodigarían mis labios. Sin embargo, como todavía no medía a mi jefe en este delicado rubro del azote, la inquietud me embargaba. Mis atolondrados sentidos decidieron jugar la carta de la conquista. Encontré en mi bolso un portaligas rosado, me lo puse creyendo que si lograba lucir mi colita provocativamente mis nalguitas tendrían mayor alivio para lo que enfrentarían pronto. Completé el conjunto con una medias oscuras y unos tacos altos, que tomé prestados de un ropero repleto de trajes de ocasión, disfraces, y accesorios de látex-cuero. Hincada, con los codos apoyados en el respaldo de una silla giratoria, aguardé semidesnuda que mi pulso se estabilizara al frescor de la tarde.
De pronto unos focos que yo no había percibido, circundando el cielo, iluminaron la escena. La ceremonia sería transmitida, no sólo mis palabras quedarían para público festejo, se inmortalizaría mi rostro y mi culito en la pantalla gigante. El hombre llevaba una regla de madera en su diestra, me dedicó una mirada pletórica de ternura antes de rasgar prenda íntima; patética fortaleza en la que cimentaba mi defensa final.
- No más engaños, ... ni fantaseos, Vicky ... ¡vamos a “arreglar tu curriculum”!
En efecto, esa particular situación logró que mi “curriculum” adquiriera tal fama, que, desde entonces, me hago un segundo sueldo con ayuda de periódicas azotainas que autorizo videograbar.
Martes 9 de noviembre del año 2004



rams de M : 3er año de spankee y esclavita

personaje de infancia

(un recuerdo del pasado que hoy esta deambulando por mi mente)

“El niño Papé”
Se balanceaba sobre su cola, rodillas flectadas y brazos abrazándolas, como única compañía tolerable. Solamente decía la palabra “PAPÉ”, repetitiva e incansablemente. No importaba si fuera él o ella en el piso con mirada ausente; ambos conocíamos la historia y la jugábamos según reglas no escritas. Papé era genérico a mi entender, y no recuerdo haber preguntado detalles al asustadizo rubiecito impecablemente peinado. Quizás sentia cierta envidia de su fácil desprendimiento del personaje, después de terminar. A mi Papé se me confundía con Kevin el de Reader’s Digest. Aparecía ante mi esa plancha rompetesta, que descalabraba a su hermana dejando restos de materia cerebral esparcidos por la cocina. Era una curiosa sensación de asco y miedo, deliciosamente batida con chocolate adictivo y placer inconfesable. A fin de cuentas Papé lo debo haber inventado yo, aplacándo un mounstro dentro mediante un loquito inofensivo fuera.
En chileno de esa época “dar un pape” era pegar, 3 dedos en la frente o un empujón que llegaba de improviso a la nuca.
Pero el niño Papé nunca fue objeto de golpes, jamás le pusimos un dedo encima. Era víctima incapaz de expresar qué lo había traumado, nuestra labor consistía en calmarlo hasta el punto en que era posible un cambio de roles.
El pasado de Papé no era tan enmarañado como pretendíamos, sin embargo cumplía el objetivo de hacernos dudar y por tanto involucrarnos. El pobrecillo Papé iba con papá y mamá en la citroneta, ocurría un accidente de barranco o de explosión…. . Sobrevivía él y uno de sus progenitores, mientras que el otro y su hermano/a morían. La raíz del asunto era descubrir cual de nosotros era el “hijo verdadero” y cual papá o mamá correspondía realmente.
Ahora sospecho que así nos explicabamos cómo era que la Luna y el Sol estaban al mismo tiempo juntos con nosotros en medio… Compartiendo el diario BIG-BANG de nuestro universo familiar.

octubre 20, 2012

mi perra se comio mi paleta de cuero!!!!

PERRA DE MIERRR....!!!
alcanzé a escuchar en mi mente y le di un paletazo en su cola, salió con un sólo aullido volando de la cama donde estaba masticando la paleta de cuero más hermosa que me fue regalada por mi Amo, y que contiene tantos recuerdos...
No pude echarle ni tan sólo un gritito a la canina culpable, porque estaba al telefono con mi madre asi que tuve que aparentar normalidad; imposible explicar mi exasperacion con la mascota sin confesar que tenia la paleta escondida en el sillon del living, aguardando una posibilidad de uso para mañana

Lo malo de actuar sin pensar, es que se toman malas decisiones. No debi pegarle a la Juanita, al menos no con rabia ni tan fuerte. Al poco rato senti culpa, y confese mediante mensaje de texto al celular de M
Él es defensor empedernido de sus conductas traviesas, normalmente me dice que si ella se porta mal es porque aprendió eso de mi. Y se me atraganta el guerguero, tragando saliva, de adivinar su mirada severa de haber estado presente en la situación.

Ya me reconcilié con la peluda, la tome en upa, le hice cariñitos en su posterior y la acomode en lo más blandito de mi cama. Claro, una solidaridad empatica con su dolor y su susto.

Y la que tiene miedito ahora soy yo. Una anticipación, un nerviosismo del tipo "te mereces una buena" que oigo de mi propio espiritu disciplinador. ¿¿¿ Cómo se me fue la mano contra una indefensa criaturita ???

No se que hacer, necesito un castigo ...
¿qué creen ustedes que debía de sucederme ...?

rams de M

autoanalisis

a veces las cosas pasan sin que logremos ver el modo en que se tejio la telaaraña que las hace posibles...

Enfermedad, miedo, precaucion, culpa y despues pilleria, ganas, entusiasmo con rebeldia insolente incluso

Me he desaparecido bastante de las pistas habituales de spankolandia, sin embargo, recientemente, de modo indeciso y contradictorio ando generando travesurillas de esas que brotan casi espontaneamente por la punta de los dedos hacia el teclado. Estimulada probablemente por la maraton de videos que he visto en spankingtube, en el blog que recomende en mi ultimo post y por una inagotable adicción a relatos del mundillo. Tal vez debería parar cuando siento la irritacion de mis "partes", pero la dificultad constante para tener privacia me hace extremadamente dificil apretar un botoncito de selfcontrol (bastante huidizo por cierto). Aparte sólo tengo hasta mañana en la noche de libertad y creatividad desatadas, orgiasticas.

Por la mente se me pasean los deseos de ageplay, roles escolares, recuerdos de zurras públicas y de íntimas sesiones en que la obediencia ha brillado por su ausencia: sin duda las más ricas sensaciones se dan en el paso del " no nono keye yoo " (sacandoles la lengua) al momento agitado de pedir disculpas (o piedad) mientras la mano justiciera se estrella en mi trasero encendido y nervioso por lo que se le viene encima.

Llevo una docena de años participando en este tema de modo virtual. Ayer tuve la grata sorpresa de saber que "rams" es un nick recordado a pesar de tanto tiempo, tanto errores cometidos, tantos enrredos y desencuentros virtuales que se han vuelto irreparables convirtiendo una plácida comunidad original en puñados de microexpresiones de baja profundidad, los superficiales contactos en el cibermundo actual.

El reloj consume los días y las noches de todos, algunos tenemos un salvavidas escondido fuera de la realidad que nos da ocasión de hacer de 60 segundos todo un año de fantaseos, aún los incumplibles.

Quizas este regreso tenga fuerza suficiente como para alcanzar a hinchar mis energías creativas hasta el punto de obviar las confusiones de dentro y fuera de mi sesera, para comunicarme tal cual lo sienta

rams de M

octubre 19, 2012

burlita estilo spankee escolar

un buen modo de ganarse una zurra spanka bien plantada como alumna de algun spanker haciendo de profesor (o de compañero de curso) al que le ponemos un letrero de pateame en la espalda.

esto si que es diversion de las tipicas de travesura y consecuencia

enero 21, 2012

4 de febrero 2012


 De: Mazmorra Chile
Asunto: 

Buenas tardes, tenemos el agrado de invitarte a una nueva Reunión de Un-explored Pleasures este sabado 4 de febrero
desde las 22:30 hasta las 06:00 de la madrugada.

Te invitamos a participar de nuestra 6º reunión en Santiago de Chile, reunión que tiene por finalidad conocer, compartir e interactuar con gente de gustos 
similares o afines. Los asistentes serán invitados y recomendados por la organización, esto tiene como finalidad filtrar el público para generar espacios de 
confianza y respeto durante la junta. Los interesados en asistir, deberán completar ese proceso, enviando un correo a sadochile@live.cl (o respondiendo este 
mismo mail), de vuelta recibirán la información detallada para asistir, también por ese medio se aclararán todas las consultas y se atenderán sugerencias en 
cuanto al contenido a desarrollar en la reunión.

La gente que asistirá al evento debe completar unas preguntas para demostrar un real interés en el tema y también le enviaremos las normas de conducta que 
no esta demás saberlas y ciertas nociones para que los que son menos experimentados vayan conociendo más el tema.La idea de la reunión es compartir y exponer
la temática BDSM y aclarar las dudas de los que las tuviesen, intercambiar conocimientos teóricos y prácticos. 

Para esto tendremos  un micrófono a disposición en caso de ser necesario para quienes estén debatiendo el tema y desmitificando esta filosofía que nos une.
Durante la reunión habrá demostraciones de técnicas relacionadas al BDSM y obviamente tendremos accesorios para prestar y un cuarto especial para jugar 
basándose  en el consenso el respeto y todo lo que implica un juego responsable.Para hacer efectivo esto, tendremos guardias velando por la seguridad de los asistentes
y cualquier duda o consulta se la pueden hacer a ellos.

Durante la reunión:

·En primer lugar un cóctel de bienvenida.

·Contaremos con la participación de Mistress Miranda y compañía, que nos hará una demostración tipo performance de Femdom, además de algunas modelos del Staff de Under (sólo las que están interesadas, conocen y viven el BDSM, por razones obvias). 

·Mini taller de cuerdas. Contamos con una viga de hierro para hacer suspensión, los interesados pueden utilizarla sin problema, llevando sus cuerdas y accesorios necesarios.

· Tenemos, a disposición del público, mobiliario BDSM.

·También tendremos presentaciones visuales de fotografías, comics y literatura BDSM facilitadas y hechas por sus creadores para la ocasión. 

·Dress code (código de vestuario) vestimenta oscura de preferencia o semi formal y si no quieren ser reconocidos pueden usar antifaz,  corsets, látex, cuero o similares.

·NO hay fotógrafo, así que podremos disfrutar de un espacio de plena libertad con la tranquilidad de que no nos vamos a encontrar con fotos sorpresa en ninguna página de internet.

·Habrá pulseras para distinguir los roles y si lo deseas, un adhesivo para que re reconozcan por tu nick.
La entrada es de $4000 pesos la preventa (30 cupos)
$6000 dia del evento

Lista de tragos:
Whisky Johnnie Walker Red Label
Vodka Stolichnaya
Ron Pampero
Pisco Alto del Carmen
Pisco Sour
Cerveza Stella Artois
Bebidas y jugos 

Bandejas de sushi 

Teléfonos de radio taxis para la salida. Si vas a beber no conduzcas.

La llegada es antes de las 01:00 ya que después no se abrirá la puerta a público.
La organización se reserva el derecho de admisión y de permanencia de los asistentes en la reunión, cualquier comportamiento reñido con las normas básicas 
de convivencia o del BDSM será castigado con la expulsión de la junta.