agosto 31, 2010

muñequita spankable2

en estos CUENTOS PARA MI AMO a veces pongo cosas que no son inventadas...
ahora confieso que no era M quien jugaba con la muñequita ...pero que las fotos las saqúé dado que él no podía hacerlo en persona. ¿Es entonces que jugó con la muñequita o no?
Yo creo que si ... pero... como se viene venir una zurra de proporciones épicas ...gulp...pues ... pongo mi cabecita virtual por tierra, mi popito virtual elevadito y en reverencia suplicante pido
¡¡¡¡¡   no me pegues juerte Amito nindo pechocho, io namas juegaba tantito !!!

a la queridisima gente q a veces lee por estos lados y no dice ni pio, le solicito encarecidamente que aporte con sus comentarios a modo de votos ...en lo que podría ser una campaña pa salvar mis nalguitas
de un destino rojo ardoroso e intenso, aplastadas bajo mi peso en un viaje de bus de 10 horas!

HELP!!!

agosto 30, 2010

foto de bbjojo

yo lo puse en el rincón con la cola colorada
rams de M

video bbjojo

joven chileno que juega spank

hola...soy un niño que juega spank y estoy huerfanito jejeje soy timido pero kero q me vean

tengo 23 años
si quieren conocerme y preguntarme q me escriban al mail
 
bebejojo2010@hotmail.com
 
 
(niño malo recibio zurra y se fue al rincon jejeje .... ese popito lo puse colorado YO, rams de M)

FIN de LA FERIA DE LOS AZOTES

EL BLOG LA FERIA DE LOZ AZOTES, DE DON VITABAR, SERA ELIMINADA

http://laferiadelosazotes.blogspot.com/2010/08/ha-sido-un-gusto.html

agosto 28, 2010

muñequita spankable 1

M descubrió algunas gracias de cierta muñeca 
... y le gustó.
Ella, en cuanto notó que le tomaba atención,
 inmediatamente le bajó lo traviesa
...y empezó a posar.




Yo los espiaba por una rendija

_ ¡¡ Que linda se ve haciendose la castigada !!_ oí que murmuraba en voz alta

mi nindo Amo está juegando con muñecas

me dije a mi misma aguantando al risa y la respiración jijiji

Como nadie me lo iba a creer
capturé estas fotos


(sera flaca y bella pero su colita nunca se pondrá rojita jeje lero lero lero)

agosto 26, 2010

agosto 22, 2010

Masuto dormía plácidamente 1.2

(Aquel disparate mío fue por el que nos convertimos en fugitivos, pues Masuto y su dragón quedaron ante las autoridades de la ciudad como "mis secuaces" en el rapto de la artista, además de las denuncias de estafa con oro falso y zafiros robados.  ESTE ERA EL FINAL de la PRIMERA PARTE 1.1)
(continuacón) parte 1.2

Masuto dormía plácidamente acurrucado en el compartimiento individual del Y6. Sta permanecía en el balcón mirador, pendiente de memorizar el mapa aéreo nocturno, comparando los poblados por los que pasábamos con la posición de las estrellas. Mis 120 centímetros de estatura me dificultaban disfrutar el vuelo. Digo, para ser kender mi estatura es decente, pero las literas me quedaban asfixiantemente gigantescas, me mareaba columpiada en cada batir de alas. Además tenía tiritón de tripas; los "caramelitos de colores" me causaban doble indigestión (física y mental). Si la nigromante tenía razón ya debían estar por notificar en el ayuntamiento de Valadrin de la orden de aprensión emitida en contra de Masuto, por culpa de los zafiros que iban incrustados entre zanahorias, betarragas, repollos, limones, apios, cebollas, etc. La otra era porque para ocultar los restantes me tragué un puñado de sopetón, así que seguramente los tenía estancados rumbo a la salida anatómica correspondiente, pero el Bifante no estaba equipado con un sector para hacer aquello. Y en la parada del puerto de Acuadion ni asomé la nariz hacia afuera, no fuera a reconocerme alguno de los que había timado.

Conforme a lo convenido con el conductor, tras pilotar al Bifante encarrilado a que se estacionara en las termas de la Montaña Candela (hacia el oeste de lo que el cartógrafo trazó originalmente) abandonó su puesto estrenando mi escoba voladora. Desde la taberna arbórea "El escarabajo ebrio" me la envió de vuelta inmediatamente.

_ Los artefactos embrujados están prohibidos _ me dijo como dato útil al irse.

Era demasiado tarde para saberlo. La bolsa de contención de la Cofradía Menguante estaba repleta de objetos maravillosos que aprendí a usar cuando la meiga del grupo nos fascinaba con las aventuras la abuela de Sta.

Bastaba la pronunciar "aruji" para activarlas y "master" para que se guardaran solitas en la bolsa. Por supuesto había montones de otros comandos por revisar. Me justifiqué espiritualmente auxiliada por una canción compuesta por cierto kender que habitó un laboratorio gnomo.

_ Kiny vas a escamotearla precisamente para descubrir a través de estás claves las artimañas que venzan a la tramposa mochila que esconde a la bola rosada y al dragón. Es un afán científico _ me lo prometí en susurros... y sobándome anticipadamente las nalgas.

Quería ganarle por fin la partida al dragón castigador.

Cierto resplandor proveniente del equipaje me hizo comprender que el recuerdo de mis intensiones estaban siendo pertelados. Apenas pisamos el pasto descargué alimento para la bestia en el cobertizo al que Y6 estaba habituada. Me apresuré a desenvolver a Wawa, tratando que su calzón de hierro no hiciera ruido.

La tensión de Sta era evidente, pues adoptaba actitudes de heroína

El pergamino "Despertar" quemó sus runas en mis dedos, trayendo de vuelta a la realidad a Wawa. Yo confiaba en que sus dulces pestañeos aliviaran mi condena por los bochornosos incidentes en que había incurrido las últimas horas.

Presenté a las dos elfas formalmente, e hicieron amistad instantánea, alianzadas en su raza, su estirpe y no perdonarme tan fácilmente el engaño en que las había incluido. Entonces les mostré el espejo parlanchín (de poder mental) en el que se distinguía a todo color el tremendo jaleo en que rondaba en mi cerebro kender. Principalmente lo de la purga para mi panza y el cómo sería purgar mis culpas. Ellas veían y oían entremezclado mi historial revoltoso con mis pensamientos actuales y dudas sobre el futuro.

agosto 09, 2010

confesionario virtual

http://confesionariodelviejosendero.blogspot.com/

una interesantisima idea del blog de Severo y verita ... para dejar apuntadas las culpas
¿buscando indulto o castigo? ^^ ... ya se verá

por cierto hace una hora también verita publicó una de sus recientes experiencias
¡ un castigo por lo que pensó !

agosto 07, 2010

Masuto dormía plácidamente 1.1

UN CUENTO HECHO PARA MI AMO, FESTEJANDO EL 8/8
(ni está terminado ni es 100% spanko, pero lo hice con cariño)


Les contaré desde un principio cómo fue que me hice servidora de Masuto, este "ñiño lindo" tan especial, que es simultáneamente un corpulento guerrero estilo oriental, un sabio alquimista, un poderoso mago, un heroico atleta y un caballero consejero de finísima nobleza. Discretamente, sin mayor esfuerzo, alterna sus capacidades y personalidades según las necesidades del día a día. Y mi meta diaria es rearmar su reputación buscando las pistas del honor que le dañé..

Sucedió hacía tres primaveras, en el mercado de Valadrin al que llegué apenas despuntó el alba porque quería tener la oportunidad de ver a las esclavas traídas de Acuadion, antes que los astutos vendedores las compusieran y aleccionaran. Las muchachas eran descargadas semi inconcientes desde alforjas gigantescas en las que las apilaban para viajar a ambos lados de Bifantes de 4 alas, arrugados esperpentos tan grandes como un dragón adulto y el doble de envergadura. Los encargados las ponían sobre fardos cubiertos de lona, las reanimaban con un líquido azulado, dando luego comienzo al proceso de maquillaje y selección de roles. Las chicas debían interpretar algún personaje de modo que esas características indicaran a los compradores el tipo de mercadería que iban adquirir. Para ahorrar palabras de tantas lenguas diferentes, a las hembras irreverentes se les ubicaba en un galpón con palas de cuero, cinchas, atados de ramas y otros elementos atemorizantes cuyo obvio propósito era hacerles entender lo que significaba convertirse en esclavas según sus captores.

En mi mundo de kenders jamás hubo obligaciones impuestas de unos a otros, las reglas estaban hechas para romperlas y sólo excepcionalmente alguna personilla era castigada por sus conductas. Se conocía un caso aparte del mío (aún dudo si mi tío estuvo buscándose paliza de adrede, como yo). Los afuerinos que ocasionalmente se perdían en los terrenos de mi raza, mencionaban varios tipos de esclavitud. Una de ellas incluía cierta dependencia disciplinaria de mutuo acuerdo para fomentar aprendizajes, placeres inmencionables y formas de comunión social que no lograba entender todavía, pero que me motivaron a dejar mi hogar.

Existían eso si, gentes infelices bajo dominio indeseado, en tierras bárbaras que estaban condenados a un infierno en vida. Sta - una elfa que me había brindado apoyo en mis primeras correrías por los bosques - estaba en el lote de las privadas de libertad a la fuerza. Mi intensión era salvarla o al menos acompañarla en cualquiera fuese su destino. Ella fue la primera en tener la paciencia de explicarme las distintas clases de juegos en que los adultos pícaros nos involucramos, las diversiones, las amenazas, las gracias y las desgracias.

Oculta en el galpón tuve la ocasión de ver muy de cerca varias azotainas a jóvenes rebeldes. Aguantaban los golpes hasta rendirse ante la evidencia que era mejor el traje de seda barato y las frases a memorizar, que la desnudez pintada en toscas rayas, con grilletes de hierro y mordaza tras la mascara felina.

Representar una tigresa era signo comercial de que debía ser domada todavía.

Sta y cinco más estaban en esas condiciones. Sus nalgas evidenciaban un trato duro con cuero, suela y madera. Los trazos de pintura negra y dorada les fueron aplicados sin contemplaciones por sus gestos de dolor. Únicamente la fiera elfa se mantuvo estoica, profiriendo amenazas verbales, incluso intentando morder.

_ Que desafiante destello en sus ojos, su movimiento de melena, sus blancos dientes brillando... ¡Exactamente lo que buscaba!

No supe de donde provino la voz, pero la percibí tan cerca que hube de alejarme velozmente de mi escondite; el rescate de Sta se me complicaba.

Si un bruto la deseaba para amansarla antojadizamente, quizás estuviera dispuesto a pagar un buen precio. Pechando vestida de barbudo enano varón en el remate, engañaría a la concurrencia y averiguaría quien iba más cargado de monedas. Después sería cosa de abrir unos simples cerrojos para liberarla de su propietario, ir por las bolsas de los adinerados, comprar una rebelión masiva ...y

Distraída me tropecé con una esfera rosada cuya luz interior llamo mi atención. La agité un buen rato esperando que brillara nuevamente, le hablé, acerqué mi oído y hasta le tomé el sabor. Y tenía la impresión de que cometía una travesura muy grande al tratar de partirla como un huevo. Pero esa misma exaltación era la que me impulsaba a reír jocosamente rebotándola contra la tierra.

Una señora respingó su nariz al toparnos así que opté por hacerme la lesa, y guardar cierta compostura. Sin pensármela mucho metí la bola en mis pantalones. La cosa esa irradió calor, fue difícil de aguantar lo que hacia arder la piel. En los corrales ovejeros pasó de bolsillo en bolsillo hasta llegar a picarme las manos. O quizás coincidía con la cosquilla que me daba la lana oscura con la que cubría mis mejillas femeninas. Igual algo me decía que no era casualidad que justo en el minuto que calculaba los beneficios de portarme mal la temperatura aumentara. Quise poner a prueba su resistencia mordisqueándola, entonces escuché clarito

_ No vuelvas a hacerlo

Sin voltearme pregunte ¿Por qué?

_ Por tu bien

Mientras me giraba, replicaba con una sarta de interrogativas acerca del bien y el mal. Conceptos poco claros con los que solía confundir a la gente corriente.

Iluminado por un rayito de sol que se colaba entre los troncos, estaba él: Masuto. Enorme, imponente, barbudo y a la vez infantil, plácido, relajado. Según yo mi disfraz masculino debía demostrarse con actitudes pendencieras, por lo tanto clavé mi colmillo en la redonda superficie, retándolo.

Se me atravesó una indescriptible emoción inundando mis sentidos.

No sé de que manera explicar lo que se produjo desde ese momento. Apenas reconocer que -luego de una charla verbal intensa empatada con un monologo de su palma en mis nalgas- desembuché mil disculpas, hasta por diabluras del remoto pasado. No obstante seguían doliéndome las posaderas hube de admitir que precisamente necesitaba de él para concretar la mayor salvajada todavía no cometida. Acordamos complicidad ideando una ventajosa participación en la subasta, de modo que el cautiverio de Sta solamente fuese voluntario. Y él comprendía perfectamente esos términos en cuya teoría ella me había iniciado.

Me prometí a mi misma que de lograr nuestros objetivos me sumaría a esta nueva noción de la existencia, ya con mi alma espontáneamente subyugada a él.

Baste decir que obtuvimos a Sta. por las buenas. Honrada y limpiamente.

El contrato de tundas compartidas que tanto habíamos soñado ambas funcionó altiro de maravillas, Masuto nos trató con cariño reciproco sin medrar en absoluto su severidad cuando nos lo merecíamos y/o lo picaneábamos.

La comunicación era honesta, transparente, salvo que el tema de la magia del dragón nos era vedado. Sta se acomodó a no investigar más, pero yo me revolvía el seso bajo las estrellas trazando maniobras imaginarias para deducir la relación encendido y apagado de la bola luminosa que detectaba mis barrabasadas y cómo hacer que se durmiera el dragón que la custodiaba. Me pasaba horas practicando meterle mano a aquello. Cuando Masuto dormía plácidamente, yo lo sabía porque espiaba sus murmullos soñadores (atronadores y cuáticos, cual complejas frases hechizadas), aquellos que suponía mantenían alerta al misterioso dragón oculto en su mochila. Copucha, y mucha, si si si.

Tantas veces tuve ganas de verle en acción como de calmar mi intrépida curiosidad. Disyuntiva y paradoja muy clásica de mi talante de kendercita al servicio de mi dueño, amado, estricto y dulce a la vez.

El riesgo es una sensación por lo general sumamente deliciosa, pero cada vez que intentaba hurgar en su equipaje este "peligro" se tornaba en un ser corpóreo... ¡ayyy! El resultado solía ser una jornada de a pie, gimoteando o refunfuñando en medio de las sonrisas burlescas de mi colega elfa.

Durante semanas recorrimos los vecindarios pintorescos y baños públicos. Nuestro propietario era feliz al obsequiar flores, prendas y manjares a las damas presentes. La Feria de las Féminas fue el gran evento de la temporada. Aprendí que las mil un formas de sacar de quicio a un hombre normal no funcionaban con Masuto, y que sus estrategias para cazarme en pleno acto delictivo indefectiblemente terminaban en castigos. O zurras sobre sus rodillas.

La población le rendía homenaje a su dragón, fanatizados con una leyenda de la que escasamente pude averiguar que se mencionaba a un huevo excepcional.

En el Consejo de Ancianos se hicieron notar las versatilidades del equipo, por lo que se les llamó aparte para encomendarles una misión secreta. Secreta al punto de que se nos mandó de paseo a la zona comercial, con un saquillo repleto de oro para cada una. Acompañar a la entusiasta Sta me impidió atisbar a hurtadillas lo que acontecía con Masuto y los vejetes.

Ese mismo anochecer emprendimos el vuelo en un Bifante, con boletos para 3 pasajeros de alcurnia. A pesar de que se le daba muy bien el don de la adivinación, ni sospechó de las vibraciones malulosas que emanaban de mí, quizás porque frecuentemente estaba yo en líos de poca monta. Masuto viajaba ignorante de mis pillerías e inocente de toda culpa... sin enterarse de que traíamos un par de regalitos extras (de yapa).

Y es que a Wawa la emancipé por iniciativa propia, gracias a mis artes con las ganzúas. La juvenil elfa que estaba en una jaula, fingiéndose pantera. La conquisté para nuestro bando dado el comentario de Masuto a su patrón:

_ Su chica ni lloriquea ni ruge... y si es posible... diría que se ve aun más hermosa con ese mohín despectivo en su rostro, su vulva vestida de metal y con sus cuartos traseros enrojecidos

Me pareció una pena dejarla a merced del cirquero, actuando roles bobalicones de gata domesticada. Le mentí una propuesta basada en huir bajo el alero paladinesco de Masuto. Alborozada se dejó engatusar, empacar y transportar, junto con numerosos atados de hortalizas. Me había adueñado del Bifante Y6

Aquel disparate mío fue por el que nos convertimos en fugitivos, pues Masuto y su dragón quedaron ante las autoridades de la ciudad "mis secuaces" en el rapto de la artista, además de las denuncias de estafa con oro falso y zafiros robados.


(continuará ... si M quiere)

¡¡ kender !! de todo un poco

un link para que sepan de que va el siguiente cuento para celebrar el 8/8


http://www.kencyclopedia.com/kender/art/ShowFile.cfm?id=57

agosto 06, 2010

Yo Spankee...: Haga click para cancelar.

Yo Spankee...: Haga click para cancelar.: "CLICKDesde que estoy dentro de todo esto me ha gustado establecer contacto con otros spankos pero creo que hasta ahora ha permanecido la con..." te enteraste en CUENTOS PARA MI AMO

El 10% primero

Me llamó a su regazo a "conversar" asuntos pendientes... sobre cómo me había portado. Puse mi guata en su rodilla y ciertamente pronto pude comprobar cuanto había incrementado la potencia de su brazo en los meses de ausencia.
Mis cachetes recibieron variadas intensidades de palmazos; antes de quedar a poto pelado ya no contenía aquellos pataleos que consideré indignos de mi curriculum de spankee experimentada. Pero M me aclaró que para él no era extraño, porque yo todavía no tenía a mi haber un castigo de los en serio firmado de su puño y letra, por así decirlo.

Con pucheros no simulados hube de ir por la paleta de cuero. Esa cosa quema, cual si mi traste fuera mortadela y su efecto el de una sartén. La paliza ardía. El "diálogo" me llevó al borde de las lágrimas, corcoveando en OTK, asida con los dedos engarruñados a la ropa de cama para evitar mi impulso urgente de esquivar y poner pompas en retroceso hasta el suelo.

Igual fallé, la coordinación entre mi mente de esclavita y mis spankee-nalgas (que definitivamente NO son de acero) aún no fue completada. Pedí perdón, culposa total.

M magnánimamente me lo concedió con toda su ternura y toda su autoridad.

De rodillas, abrazada a sus tobillos, con la cabeza gacha y avergonzada sentí como con su batuta de madera orquestaba en mí una sinfonía de chillidos y lloriqueos incontrolables. Mientras concentraba mis esfuerzos en mantener mi posición ¡juro que quería ser obediente! Mi Amo puede dar testimonio que lo intenté.

Después la waska hizo su entrada triunfal. Nada más verla se me arruga la anatomía posterior, todavía. Quedé de pie a merced de lo que sabía me merecía, de espaldas a mi dueño, entregada al aguaite, nerviosa, expectante, con los oídos aguzados y los ojos entrecerrados. Silenciosa en movimiento y de impacto sonoro brutal, la waska aterrizó hechizando la habitación con su indescriptible ruido contra mi carne. Creo que inmediatamente comenzó a brotar desde mis interiores el llanto ese ahogado, casi gutural, con gritillo hipado y gruesos goterones salados derramándose por mi rostro compungido...

Este fue el primer 10% ...y reconozco que hubo gran misericordia de parte de M.

una de las características distintivas del spanking y que lo diferencian de otras prácticas bdsm

http://laferiadelosazotes.blogspot.com/search/label/Rituales

don Vitabar cuenta en su blog: El artículo lleva por título El sí de las niñas, y se refiere a lo que -a mi modo de ver- es una de las características distintivas del spanking y que lo diferencian de otras prácticas bdsm: las connotaciones infantiles y domésticas.

(...)



usted se enteró en CUENTOS PARA MI AMO

Amadeo Pellegrini y Ana Karen Blanco: ¡A FESTEJAR EL 8/8, DIA MUNDIAL DEL SPANKING!

Amadeo Pellegrini y Ana Karen Blanco: ¡A FESTEJAR EL 8/8, DIA MUNDIAL DEL SPANKING! usted se enteró en CUENTOS PARA MI AMO

agosto 04, 2010

lloriqueos y chillerios

(Miércoles 28 a jueves 29 de julio 2010)


Lloriqueos y Chilleríos

Lágrimas genuinas, grititos, ahogo y brincos reales tanto como que la respuesta a
"¿no se va a volver a portar así?"
fue NO con promesa definitiva enraizada en mi comportamiento de esfuerzo.

Expié sólo una partecita de mis malas conductas
(recibí el 10% de lo del plagio en los votos...ayyy)
pero aseguro que jamás antes me había dolido algo así.

Ni miles, ni repetitivos, ni horas enteras de crueldad.

Justo: puntual, aleccionador, preciso y siempre con la acogedora ternura de M
... que calmaba mis llantos y vergüenzas de clavita culposa.

Es que no aguanté casi nada.
Como si hubiese sido una pequeñita (de esas de los cuentos)

Mi Amo asegura que es porque fue castigo esta vez, y no juego

La cantidad no la diré.
Tengo deudas a plazos en cuotas por pagar un buen tiempo.



... Y no estoy cómodamente sentada esperando

(esta foto es en blanco y negro, para mejorar el efecto fotográfico)

Quizás después M especifique mejor qué me hizo ^_^
Por mi lado, estoy feliz, solarizada con sus rayitos de luz en mi

agosto 01, 2010

Solarizada

mi mayor alegría, a veces, viene de un rayito de sol
que brinda la abundante sonrisa del amanecer,
crece y crece hasta darle realmente valor a lo vivido
durante los momentos juntos
y al acabar la jornada se despide en un abanico de colores cariñosos.
Las buenas noches del sol, permiten que en mi descanzo merecido
siga feliz hasta aquel nuevo día...



GENERALMENTE TU ERES EL SOL ENTERITO DE MI VIDA, AMO

(lloriqueos y chillerios)
adjunto foto SOLARIZADA y detalle
... de lo que sucedió del 28 al 29 de Julio 2010
en La Pirámide